Aceite de moringa para la piel y cuero cabelludo:

  • Suaviza la piel seca y mantiene la humedad en la piel.
  • Es bueno para el acondicionamiento de labios.
  • Es beneficioso para el tratamiento de enfermedades de la piel áspera y seca, como dermatitis, eczema y psoriasis.
  • Rejuvenece la piel.
  • Los antioxidantes y nutrientes ayudan a combatir los radicales libres que pueden causar daño a los tejidos de la piel y conducir a la formación de arrugas.
  • El aceite de Moringa ayuda a mejorar la apariencia de las arrugas y previene la flacidez de los músculos faciales.
  • Contiene hormonas vegetales llamadas citocininas. Estas ayudan a promover el crecimiento de las células y retrasar el daño de los tejidos de la piel.
  • La vitamina C estabiliza el colágeno y ayuda a reducir las líneas de expresión.
  • El aceite de Moringa tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias y se ha utilizado para tratar y curar las abrasiones menores de la piel; pequeños cortes y rasguños, contusiones, quemaduras, picaduras de insectos, erupciones e infecciones de quemaduras solares y de la piel.
  • El aceite de Moringa ayuda a los puntos negros y las espinillas claras. Cuando se usa con regularidad ayuda a prevenir la reaparición de manchas.
  • Ayuda a disminuir las manchas oscuras de acné y la hiperpigmentación.

Este aceite se esta haciendo popular día a día en la industria cosmética, debido a sus excelentes beneficios contra el envejecimiento y otras propiedades importantes. Estos son los beneficios para la piel del aceite de Moringa:

Ayuda a eliminar las arrugas y previene la flacidez de la piel y del rostro también. Viene dotado de antioxidantes que retrasan el proceso de envejecimiento y ayuda a frenar la actividad de los radicales libres.

El aceite de Moringa ayuda a combatir la fatiga de la piel y secreción de grasas. Es un gran purificador de la piel, haciendo que brille naturalmente.

Aceite de moringa contra el acné 

El aceite de Moringa es también conocido por sus excelentes propiedades de curar el acné. Funciona de maravillas en la eliminación de los puntos negros y manchas de la piel.

El aceite de Moringa también es conocido por ser un buen aceite antiséptico y anti-inflamatorio. Ayuda a las curaciones menores como cortes en la piel , erupciones o incluso quemaduras . También puede ser utilizado para curar las picaduras de insectos y ayuda a combatir la psoriasis y el herpes.

Cuidado capilar

El aceite de Moringa es muy famoso por se un excelente aceite de masaje. Se recomienda humedecer el pelo primero, después con un poco de aceite de moringa simplemente dar masaje suavemente. De esta manera se llegará a sus raíces e hidratara el cuero cabelludo. Es ideal para las personas con cuero cabelludo seco .

El uso regular de aceite de Moringa en su cabello realmente puede ayudarle a obtener un cabello más fuerte. Fortalece tu cabello ya que brinda importantes minerales y vitaminas a los folículos pilosos. En cierto modo se rejuvenece el cabello desde su interior.

Estos mismos minerales y vitaminas hacen que tu cabello sea más fuerte y lucha contra la caspa y las puntas abiertas. Tiene grandes propiedades curativas que lo hace ideal para el cuidado del cabello.

Beneficios del aceite de semilla de moringa

El aceite es el componente principal de la semilla de Moringa y representa el 36.7% del peso de la semilla. El aceite se puede obtener con un solvente o utilizando una extracción en frío. Casi todo el aceite de semilla se puede extraer utilizando la extracción con solvente, mientras que solo el 69% del aceite de semilla se puede extraer con el método de prensado en frío. Desafortunadamente, cuando se usa la extracción con solvente, disminuye significativamente el volumen de grasa del aceite de Moringa. Por otro lado, el aceite de Moringa obtenido por extracción en frío no se altera y tiene una viscosidad más alta, lo que lo convierte en un aceite más rico y más grueso. Si bien los aceites prensados ​​en frío normalmente son más caros, siempre vale la pena porque se conserva el contenido de nutrientes y la composición de los ácidos grasos.

El aceite de moringa potencia la vitalidad natural de la piel.

En cuanto a su uso en cosmética, pues este aceite es un gran producto para el cuidado de nuestra piel (y de nuestro cabello). Su composición le hace que sea un buen producto antioxidante, que nos aportará a nuestra piel ácidos grasos de calidad favoreciendo la regeneración celular y que ayudará a mantener la hidratación y que incluso ayuda a regular el pH de la piel. Además posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por lo que podemos usarla para tratar pequeñas heridas, cortes o quemaduras leves e incluso puede ser una opción a tener en cuenta para los eczemas y también para pieles con acné.

Es una excelente adición a tu rutina de cuidado de la piel, ya que es completamente natural y no contiene ningún aditivo ni productos químicos sintéticos. Sin embargo, tenga cuidado al comprar el aceite de Moringa, ya que a veces se diluye con rellenos más baratos o se extrae con productos químicos agresivos. Es mejor comprar siempre aceite de Moringa prensado en frío, 100% puro, vegano y orgánico.

El aceite de Moringa ayuda a mantener la piel humectada y suave, combate los signos del envejecimiento y la pérdida de elasticidad, reduce la inflamación y ayuda a curar la piel y desvanecer las cicatrices y manchas. El aceite de Moringa ayuda a re equilibrar la producción de aceite natural de la piel. Esto lo hace ideal para muchos tipos de piel, como el envejecimiento prematuro de la piel, la rosácea y el acné.

El aceite de Moringa contiene numerosos antioxidantes y es resistente a la degradación oxidativa, lo que significa que el aceite no se vuelve rancio durante varios años después de su producción y, por lo tanto, le da una gran vida útil. Esto lo hace deseable para una serie de aplicaciones de salud y belleza.

ACEITE DE MORINGA EN: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatan, Zacatecas.